El Eco de la Oscuridad


Era una noche fría y oscura en el pequeño pueblo de Willow Creek. Las calles estaban desiertas y las luces de las casas parpadeaban débilmente en la penumbra. En el bosque cercano, un eco misterioso resonaba entre los árboles, como un susurro inquietante que helaba la sangre de aquellos que se aventuraban demasiado cerca. Los habitantes del pueblo sabían que era mejor evitar el bosque por la noche, pero algunos, atraídos por la curiosidad o la imprudencia, no podían resistirse a la tentación de explorar sus secretos ocultos.

Capítulo 1: La Llamada de lo Desconocido

La joven Sarah caminaba por el borde del bosque, con el corazón latiendo con fuerza en su pecho. Había oído hablar de los extraños sucesos que ocurrían en el bosque durante la noche, pero su curiosidad superaba su miedo. «¿Qué podría ser tan aterrador en este lugar tranquilo?» se preguntaba mientras avanzaba entre los árboles.

De repente, un sonido siniestro resonó a su alrededor. Parecía un susurro, pero más profundo, más oscuro. Sarah se detuvo en seco, sintiendo un escalofrío recorrer su espalda. «¿Quién está ahí?» preguntó con voz temblorosa, pero solo el eco de su propia voz le respondió desde la oscuridad.

Sin embargo, algo en el eco parecía diferente, como si estuviera distorsionado de alguna manera. Intrigada, Sarah avanzó aún más hacia el corazón del bosque, persiguiendo el misterioso sonido que la llamaba.

Capítulo 2: La Sombra en la Oscuridad

A medida que se adentraba más en el bosque, la oscuridad se espesaba a su alrededor. Los árboles parecían cerrarse sobre ella, formando un laberinto de sombras que la envolvían. Sarah titubeó por un momento, sintiendo una sensación de claustrofobia que amenazaba con abrumarla.

Entonces, vio algo moverse entre los árboles. Una sombra oscura se deslizaba silenciosamente a su alrededor, apenas visible en la oscuridad. «¿Quién está ahí?» preguntó de nuevo, pero esta vez su voz temblaba con el miedo.

La sombra se detuvo y pareció mirarla con ojos invisibles. Un escalofrío recorrió la columna vertebral de Sarah cuando se dio cuenta de que no estaba sola en el bosque. «Vete…» susurró una voz siniestra desde las sombras, pero Sarah no pudo moverse, paralizada por el terror.

Capítulo 3: La Trampa de la Oscuridad

De repente, la sombra se lanzó hacia adelante, envolviendo a Sarah en su abrazo frío y oscuro. Gritó de terror mientras luchaba por liberarse, pero la oscuridad la atrapaba con fuerza, envolviéndola en su abrazo mortal.

Cuando finalmente pudo liberarse, Sarah corrió hacia la salida del bosque, el eco de sus propios pasos resonando a su alrededor. Pero cada vez que pensaba que estaba a punto de escapar, el bosque parecía cambiar a su alrededor, confundiéndola y haciéndola retroceder una y otra vez.

«¡Por favor, déjame ir!» suplicó Sarah, pero la oscuridad no mostraba piedad. Siguió persiguiéndola implacablemente, alimentándose de su miedo y su desesperación.

Capítulo 4: El Eco Eterno

Finalmente, exhausta y al borde de la locura, Sarah se detuvo y miró a su alrededor. Estaba atrapada en un bucle eterno, atrapada en el eco interminable de sus propios miedos.

Entonces, una última vez, la sombra se materializó frente a ella, con ojos vacíos y hambrientos. «Bienvenida al eco de la oscuridad…» susurró con una sonrisa retorcida, antes de desaparecer en la noche.

Y así, Sarah se perdió para siempre en el bosque de Willow Creek, condenada a vagar por la eternidad en el eco de sus propios temores. Y aquellos que se aventuraban demasiado cerca del bosque por la noche podían escuchar su eco distorsionado resonando entre los árboles, advirtiéndoles del peligro que aguardaba en la oscuridad.

Puntúa este cuento
Foto del avatar
Doctor Tenebroso

Santi es el Doctor Tenebroso, un narrador maestro del terror literario. Con una pluma afilada y una habilidad magistral para crear atmósferas inquietantes, sus cuentos exploran los rincones más oscuros de la mente humana. El doctor transporta a sus lectores a mundos donde lo sobrenatural se entrelaza con lo cotidiano, dejando una estela de suspense y horror que perdura mucho después de haber pasado la última página. Sus relatos desafían convenciones y llevan a los lectores a un viaje emocionante y aterrador hacia lo desconocido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *