El Patito Travieso

En el estanque vivía un patito muy travieso. Se llamaba Patico. Un día, mientras nadaba entre los nenúfares, vio algo brillante debajo del agua. Patico se zambulló y encontró una perla.

«¡Qué bonita!» exclamó Patico emocionado.

«¿Qué es eso, Patico?» preguntó Patita, su amiga.

Patico le mostró la perla y le explicó: «Es algo especial, creo que es un tesoro».

Patita le advirtió: «Pero, Patico, no deberíamos tomar cosas que no nos pertenecen».

Patico pensó por un momento y decidió escuchar a su amiga. Juntos, dejaron la perla en el fondo del estanque y siguieron nadando.

Al llegar a casa, Patico le contó a su mamá: «Hoy aprendí que es importante ser respetuoso y no tomar lo que no es nuestro. A veces, es mejor escuchar a nuestros amigos y hacer lo correcto».

Y así, Patico comprendió que la travesura está bien, pero siempre hay que ser respetuoso con los demás y sus cosas.

5/5 - (1 voto)
Foto del avatar
Señorita Risueña

Una escritora apasionada dedicada a crear historias cautivadoras para niños. Desde temprana edad, descubrió su amor por los cuentos y la narrativa, inspirándose en la magia de la infancia para dar vida a sus relatos. Con una sólida formación en literatura infantil y años de experiencia en la enseñanza, Señorita Risueña comprende la importancia de estimular la imaginación y fomentar la lectura desde edades tempranas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *