El Viaje de la Mariposa

Había una vez una mariposa llamada Margarita. Margarita era una mariposa muy curiosa que siempre soñaba con conocer nuevos lugares. Un día, Margarita decidió emprender un viaje para explorar el mundo.

«¡Hola, Margarita! ¿A dónde vas hoy?» preguntó el pequeño conejo que vivía en el jardín.

«Voy a descubrir nuevos lugares y hacer nuevos amigos», respondió Margarita con una sonrisa.

Margarita comenzó su viaje, volando entre las flores del jardín. Pasó por un arroyo donde saludó a una ranita que saltaba felizmente.

«¿Qué haces tan lejos de casa, Margarita?» preguntó la ranita.

«Estoy explorando el mundo», respondió Margarita. «¿Quieres venir conmigo?»

La ranita aceptó encantada y juntas siguieron su camino. Pronto llegaron a un campo lleno de flores de colores.

«¡Qué bonito es este lugar!» exclamó la ranita, asombrada.

Margarita sonrió y dijo: «Aquí podrás encontrar las flores más hermosas y los colores más brillantes».

Después de un rato, Margarita y la ranita llegaron a un bosque lleno de árboles altos y frondosos. Allí se encontraron con un pájaro que cantaba alegremente.

«¡Hola, amiguitos!» cantó el pájaro. «¿A dónde van tan deprisa?»

«Estamos explorando el mundo», respondió Margarita. «¿Quieres unirte a nosotros?»

El pájaro aceptó encantado y los tres amigos continuaron su viaje juntos. Pronto llegaron a una montaña alta y empinada.

«¡Vaya, qué montaña más grande!» exclamó la ranita, impresionada.

«¡Sí, pero juntos podemos escalarla!» dijo Margarita con determinación.

Con esfuerzo y trabajo en equipo, Margarita, la ranita y el pájaro lograron llegar a la cima de la montaña. Desde allí, pudieron ver todo el paisaje extendido ante ellos.

«¡Qué hermoso es el mundo!» exclamaron al unísono.

Después de un día lleno de aventuras, Margarita, la ranita y el pájaro regresaron al jardín, donde se despidieron con alegría.

«Gracias por este maravilloso viaje, Margarita», dijo la ranita.

«¡Sí, fue una aventura inolvidable!» agregó el pájaro.

Margarita sonrió y les dijo: «Recuerden que con esfuerzo y amistad, podemos alcanzar cualquier meta y descubrir la belleza del mundo».

Y así, Margarita enseñó a sus amigos que la verdadera aventura está en compartir momentos especiales con aquellos que amamos.

4/5 - (2 votos)
Foto del avatar
Señorita Risueña

Una escritora apasionada dedicada a crear historias cautivadoras para niños. Desde temprana edad, descubrió su amor por los cuentos y la narrativa, inspirándose en la magia de la infancia para dar vida a sus relatos. Con una sólida formación en literatura infantil y años de experiencia en la enseñanza, Señorita Risueña comprende la importancia de estimular la imaginación y fomentar la lectura desde edades tempranas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *